miércoles, 21 de marzo de 2012

CAMBIOS Y PUÑALADAS TRAPERAS



El lunes recibí una noticia que ha provocado un cambio de rumbo, ni bueno ni malo, solo un cambio de rumbo. Soy de los que piensan que las cosas suceden por algo, y normalmente por algo bueno. Empecé este blog en septiembre de 2007, justo después de que mi hija mayor sufriera una enfermedad que nos asustó a todos, al final, como buena luchadora que es, salió adelante.


Cuando todo pasó escribí mi primera entrada en este espacio de letras, mares y mundos por explorar pero que todos inciden, o coinciden, en un lugar…en mi amada, esperada y muy deseada Ítaca. Seguramente si ella no se hubiera puesto enferma quizás ahora este blog no existiría.


Ahora me toca empezar de nuevo. Seguramente la gente que no sabe cuál es mi trabajo quizás no entienda del todo lo que quiero transmitir. Dejo un sitio relativamente tranquilo, dejo gente excepcional, amigos y amigas de verdad, dejo un lugar exento de cualquier tipo de peligro (excepto de las puñaladas por la espalda, que no es poco) y vuelvo al “ruedo”, a torear con lo más granado de esta sociedad. Dejo de ser Xavi para ser de nuevo…bueno, que mas da el nombre, el caso es que cambio.


De verdad que no me molesta cambiar lo que me molesta es que no se valore si haces bien tu trabajo o lo haces mal, que no se valore si trabajas o no trabajas, eso da igual. Me molesta que lo que se valora es a quien conoces o a quien no conoces, me molesta la gente que por subir te pisa sin ningún tipo de escrúpulos, en fin, peor para ellos. Yo me voy con la cabeza bien alta y con la satisfacción que da el que la gente, al menos la mayoría, valore muy positivamente el trabajo que he hecho. Con eso me quedo.


Por un lado estoy ya con ganas de empezar, de reencontrarme con gente que hace tiempo que no veo, pero por otro lado siento cierta ansiedad. En siete años seguramente han cambiado muchas cosas y debo estar a la altura, quiero estar a la altura. No quiero defraudar a nadie y menos a mí mismo. Al principio me costará adaptarme pero estoy convencido que luego volveré a disfrutar como lo hacía antes, porque si algo tiene mi trabajo es que es de todo menos aburrido.
De todas maneras y como ya he dicho antes, soy de los que piensan que las cosas suceden por algo y por algo bueno. Seguro que no me equivoco.

2 comentarios:

isla dijo...

Xavi.. aunque no "sé" de "tus cosas y tu vida".. leo desde el inicio al pie, una circunstancia que modifica una situación..
me asombra tu capacidad de aceptación, de los cambios (yo estaría aterrada..) y al mismo tiempo a mi me ha provocado un pequeño dolor.. porque me ha sonado a despedida..

Sólo quería que supieras.. que para mi es muy grato venir hasta tu camino a Itaca.. y que desde el, te animo a seguir.. a que ese sea siempre un motivo de avance..
Hoy, justificamos "todo" lo que esta ocurriendo a nivel "humano". con la crisis y mil tonterias más.. pero no.. uno es persona ó no lo es..
me alegro de comprobar que eres una gran persona.
TE dejo un beso y mucho ánimo.. ojalá sigas..
flor-i

xavi dijo...

Seguiré... porque estoy seguro que para llegar a Itaca aún me quedan muchos mundos por descubrir.

Gracias por decir que soy una gran persona, pero no creas, tengo muchísimos defectos.

Xavi