jueves, 3 de abril de 2008

LA LEYENDA DEL MARY-CELESTE


El 4 de diciembre de 1872, situado a 38º N y 13º W y a unas 210 millas naúticas de la ciudad de Lisboa, un velero de tres palos el Dei Gratia se encontró en alta mar con otra embarcación americana el Mary-Celeste. Desde el Dei Gratia hicieron los saludos de rigor; nadie respondió. Extrañados se acercaron al Mary-Celeste, intuían que algo raro estaba pasando, abordaron la embarcación, no se oía a nadie, no se veía a nadie. La tripulación del barco había desaparecido. Empezaron a mirar por los camarotes, las bodegas, nada, todo vacío, los camarotes intactos, no había signos de pelea o violencia por ningún lado, exceptuando el compás de dirección que se encontraba roto. Mirando con más detenimiento se dieron cuenta que sí faltaba una cosa, sólo una, el sextante del capitán y ¡ah¡ el último apunte en el cuaderno de bitácora databa del 24 de noviembre.

Nadie a fecha de hoy sabe qué pudo ocurrir con la tripulación del Mary-Celeste, así que cada uno saque su propia conclusión; yo desde luego tengo la mía.
Mi hipótesis es que ocurrió lo siguiente:

Mientras navegaban el vigía del barco observó como desde el agua surgía una bella figura, era una sirena. Desde su puesto gritó lo que estaba viendo, en esos momentos tanto el capitán como el resto de la tripulación se acercaron a la amura de babor para observar a esa hermosa figura. Ella los miraba, pero lo que más les cautivó fue su sonrisa, una sonrisa cálida, franca, una sonrisa que hipnotizaba, una sonrisa tan suave como el rumor del mar en las noches de verano…no podían dejar de mirarla.

Así estuvieron un buen rato, observando en silencio a esa figura que parecía gravitar en el agua. Pasados unos instantes desapareció, desde el barco pudieron ver como se sumergía al tiempo que una cola dorada empezaba a moverse suavemente. Uno de los marineros no pudo más, saltó y fue tras ella, tras esa sonrisa que los había cautivado; así unos detrás de otro. El capitán vio, perplejo, como toda su tripulación abandonaba la nave, sin embargo, él también se había convertido en prisionero de esa hermosa sirena.

Corrió hacia su camarote, cogió el sextante, volvió a la cubierta y se lanzó al mar. Ahora otra pregunta ¿por qué se llevó con él el sextante?, no hay que olvidar que sirve para medir la latitud gracias al sol y a la hora del día, entonces ¿para qué llevarlo?
Mi respuesta es la siguiente:

El mar no sólo esta compuesto de corales, de hermosos peces, de cuevas donde vive Neptuno, de alegres delfines, de voraces tiburones, de sirenas hermosas…en el mar, si se sabe ver, cuando la luna proyecta su luz sobre el negro del mar provoca que las estrellas resplandezcan con tanta luz, con tanta fuerza, que sustituyen al sol. El viejo capitán, gracias al sextante y a los pequeños astros pudo averiguar donde vivía esa hermosa sirena.

Sin embargo lo que no supieron, o quizás no pudieron, fue darse cuenta que aunque nades alocadamente detrás de una sirena ella jamás podrá entregarse a ti. Ella es de otro mundo, un mundo mágico.

Cuando yo era pequeño, un día pescando con mi abuelo, me dijo que la única manera de romper el encantamiento de una sirena es intentar arrancarle una pequeña escama dorada de su larga cola…cuando el Dei Gratia llegó al puerto de Gibraltar se dieron cuenta que en la proa de la nave había una pequeña escama dorada. Quizás algún marino sabía la misma historia que mi abuelo e intento romper el encantamiento…pero lo que no sabía el enamorado marino es que una vez que te enamoras de una sirena no hay nada que puedas hacer porque aunque no lo sepas su espíritu estará ya siempre dentro de ti.

24 comentarios:

guada dijo...

estas historias marinas me encantan, me transportan, me emocionan y tantos otros sentimientos, siempre me he sentido atraída por las sirenas, existan o no, me parecen seres fantásticos y como no exóticos,
gracias por la historia, me encanta
para cuando otra?
un besazo

Verbo... dijo...

Bello.

Linda esperanza llevarla dentro de ti.

Un beso ♥

M.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

pensandolo bien, y por esta ocasión trataré de irme a la cama y dormir serenamente, imaginando tus historias de mar con sirenas, caracolas y sus sonidos de mar...
casi como una infusión...

xavi dijo...

GUADA:
Te aseguro que existen las sirenas pero hay que saber verlas. Ellas no se muestran a cualquier marino, sólo a los que saben que podrán apreciar su belleza.

un beso.

VERBO:
Me alegro que te haya gustado. Me pase por tu blog y te habías ido ¿ya has vuelto?

un beso

JOLIE:
Espero que puedas dormir bien pero eso de que te tomas mi post como una infusión es por qué te ha parecido un coñazo jajaja espero que no.

un beso

EGO dijo...

Menuda historia, colega!! Me ha encantado. Siempre me han fascinado las sirenas y con tu genial forma de contarla, has conseguido que por un par de minutos me olvide que estoy leyendo un blog.
Un saludo

xavi dijo...

EGO:

Me alegro mucho que te haya gustado y si por unos minutos has olvidado que era un blog creo que eso es buena señal jaja. Espero no defraudarte en las siguientes.

un abrazo

Anónimo dijo...

No se de donde viene o por que se les da tanto poder a las sirenas, siempre son bellisimas, con cola de pez pero con cuerpos de infarto, con miradas que fascinan e hipnotizan... Son como un ideal...

Alguien sabe de donde vienen y por que son siempre asi???


En cualquier caso, siempre vienen rodeadas de historias inquietantes.

xavi dijo...

Las sirenas son tan hermosas y mágicas porque están dentro de cada uno. Las sirenas son como nosotros queramos que sean.

un abrazo

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

una infusion es ... para sentirme bien , ay xavi si tu escribes muy bien.

xavi dijo...

JOLIE:
¡uf! me quedo más tranquilo jajaja

NinfA_OccidentAl dijo...

Que linda historia! las historias de seres fantásticos me pierden, esta ha estado preciosa! por cierto...has encontrado tú alguna escama? besitos!

Bosco dijo...

He leido con atención tu relato y advierto que algo quieres decir... Por supuesto si no quieres no contestes, pero te lanzo dos preguntas ¿ has oido el canto de las sirenas alguna vez y ya nada es lo mismo , o quizá conseguiste un dia esa escama?
Un saludo lleno de sales

xavi dijo...

BOSCO:
Acabo de leer tu comentario y la verdad es que me has hecho sonreir ¡que perspicaz! jajaja pero siento defraudarte. Simplemente parto de un hecho real para luego imaginarme lo que yo creo que es una buena, y bonita historia, al menos para mí.

un abrazo

mar dijo...

Sabes, las sirenas siempre me han gustado..no se, hay algo que me atrapa de ellas, sera esa sonrisa como tu relatas, o que las dos vivimos enamoradas del mar...
Quizas se dejaron atrapar por el canto de sirena...
Un besito y una estrella.
Mar

Lilian dijo...

Que historia mas linda! El mar y sus misterios es algo que me apasiona. Gracias...

xavi dijo...

MAR:
Yo creo lo mismo que tu, es tan fácil que te atrape el canto de una sirena...

un beso

bahhia dijo...

El sonido del mar, es como un arrullo. El canto de la sirena ... cuidadín.

bss.

xavi dijo...

BAHHIA:
Pero bueno¡ jajaja qué os pasa con el canto de la sirena. A este paso voy a dejar de escribir sobre sirenas y empezaré a escribir sobre tiburones jajaja

un abrazo

xavi dijo...

LILIAN:

Gracias por pasarte por mi blog, me alegro mucho que te haya gustado.

un beso

NINFA:

Yo no he encontrado ninguna escama pero estoy seguro que el corazón de algún marinero estará repleto de bellas escamas doradas.

un beso

Abejitas dijo...

No dejes de escribir ni sobre sirenas ni sobre nada.´¿Sería mucho atrevimiento preguntarte si grabarías la leyenda para el cuentacuentos?

Aleteos!

xavi dijo...

No pensaba dejar de escribir sobre sirenas ni sobre nada, cada uno que piense lo que quiera, a mí, como todas las historias de la mar, me encantan. Cuando escribo algo sólo aspiro a dos cosas:
1ª- disfrutar mientras lo escribo.

2ª- que disfrute la gente que lo lee.

Respecto al cuentacuentos os he mandado un correo, a ver que os parece.

un abrazo a las dos.

Gise =) dijo...

Que linda historia!!!!Es hermosa muy mistica, romantica y encantadora como la sirena...Me sirve de cuento para irme a dormir y soñar con el mar y sus misteriosos habitantes, gracias por este regalo!!!!!!
Tus relatos son geniales, has escrito y publicado algun cuento???
Besikis!!!!!!!!!!
Ah le has quitado la escama a alguna sirena???

José Manuel dijo...

...Iba a dejarte un comentario, pero me tengo que ir, estoy escuchando cantos, que me atraen, ¡síiii!, son de sirena y me han embrujado, ya no hay marcha átrás y sin condón...
:-)
Saludos.
Te voy a poner un link en mi blog, porque me ha gustado todo lo que he visto. Saludos

xavi dijo...

GISE:

No nunca he publicado, aunque una vez me dijo Ninfa que debería intentarlo.
Respecto a las escamas de una sirena creo que en el corazón de todo marino siempre hay alguna escama.

Me alegro mucho que mi historia te haya gustado.

JOSÉ MANUEL:

¡Ufffffff! marcha atrás, sin condón ¡qué peligro!

un abrazo y gracias por tu comentario