martes, 8 de abril de 2008

LA LEYENDA DEL COCOTERO


LA LEYENDA DEL COCOTERO

Os voy a hablar de otra leyenda, otra historia, la llaman en las Islas Fidji la Leyenda del Cocotero, y dice así:


Cuenta la historia que una de las islas de la Polinesia vivía un rey. El pueblo lo quería, lo apreciaba, era bueno y respetaba a todo el mundo; sin embargo el rey estaba triste. Los chamanes de la isla hicieron miles de conjuros para alegrarlo. El más viejo de los brujos le dijo:

- no puedes seguir viviendo solo, eso hace que tu corazón esté triste.

El rey, levantó la cabeza, le miró a los ojos y respondió:


- tu, el más antiguo de los chamanes, acaso no has visto en mis ojos que mi vida no puedo compartirla más que con una persona. Desde que la vi, mi corazón le pertenece.

- ¿quién es ella? – preguntó el brujo.

- Sina, la princesa de la otra isla. He hablado con ella, una y mil veces, y me aprecia pero…no está enamorada de mí – el rey agacho la cabeza para que su pueblo no le viera llorar – Hechicero tu que haces embrujos ayúdame.
Pasados unos días el brujo fue a ver al rey.

- ya tengo la solución, te convertiré en anguila y así podrás estar más cerca de ella.
Y así fue como el rey, ya convertido en anguila fue nadando hasta la Isla de la Princesa. Cuando llego a la isla estuvo varios días merodeando alrededor de su cabaña, un día Sina la vio. La acogió como su mascota, se encariñó con ella y de esta manera el rey cada día estaba cerca de su bella princesa.

Un día el rey le confesó la verdad, le dijo que él era la anguila y la amaba por encima de todas las cosas. Ella, huyo despavorida, aterrada, fue de isla en isla recorriendo todo el archipiélago. La anguila fue detrás, nadando alocadamente, intentando explicarle que la amaba hasta que, extenuada, entró en una profunda agonía. Su vida se acababa. La princesa, viendo lo que sucedía se acercó a él. El rey, el eterno enamorado, a punto de morir le dijo:

- entiérrame junto a tu cabaña y yo te llenaré de presentes para toda la vida.
En el lugar donde fue enterrada la anguila nació una hermosa planta, un árbol que le brindó a la Princesa sombra y techo con sus hojas. La madera conseguía darle calor en las frías noches de invierno.

De ese árbol brotó un fruto; un fruto con una corteza dura de color marrón por fuera pero blanco en su interior, con un gusto muy suave y con un líquido dulzón que al romperlo brotaba de su interior.

Al partir ese fruto producía un ruído, Sina sabía que era el rey enamorado pronunciando su nombre y que, al beber su líquido, era como besarlo.

Espero que os haya gustado esta hermosa historia tanto como a mí.

23 comentarios:

Verbo... dijo...

Me parece fantastica, y cierta.
Las princesas y reinas se van, huyen cuando se les declara amor, por eso Chitón, hacerte el loco, y las tendrás a tus pies.

O cuando quieras ahuyentar a alguien persiguela hasta afixiarla, y entonces huirá.

Bueno, eso aprendi con tu historia.

Aunque Yo quisiera uno asi, a mi lado todo el tiempo que me asfixie, ummmm, quizas no soy reina, soy plebeya enamorada.

Un besito Xavi ♥

M.

Saritisima dijo...

Soy muy perezosa con los libros, pero mis lecturas favoritas siempre fueron precisamente leyendas sobre hadas, princesas y otros seres fabulosos. Muchas gracias por desperezarme otro dia!!
bsos

mar dijo...

Que bonita historia..se me llenaron los ojos de lagrimas...una que es un poquito sentimental..
Un besito y una estrella.
Mar

NinfA_OccidentAl dijo...

Es preciosa Xavi! el rey fue capaz de renunciar a todo y ser una simple anguila (por cierto me dan grima :S) por amor!
Son de estas historias que siempre te sacan un suspiro! mágica... besitos!!

Lilian dijo...

Estas historias tuyas me relajan tanto... no trato de encontrarles un doble significado, nada mas las disfruto :)
Saludos!
PS: Muchas gracias por el enlace; seras correspondido...

Anónimo dijo...

A mi me ha parecido una historia triste... El pobre hombre se quedo sin recompensa y la pobre mujer se dio cuenta demasiado tarde...

Sniffff... (igual es que estoy yo demasiado sensible)

xavi dijo...

VERBO:

Me ha encantado la frase "soy plebeya enamorada", parece sacada de una canción de Sabina.

un beso

SARITISIMA:

Las gracias te las tengo que dar yo a ti por la tranquilidad que me da el saber que siempre está ahí.

un beso

Gise =) dijo...

Hola acá estoy en tu casa, que con el post que me recibes me has encantado, amo el mar y tu me traes leyendas de él, genial!!!!
Muy linda la leyenda, sobre todo muy cierta, porque muchas veces somos capaces de hacer cualquier cosa por estar cerca de la persona amada, y ella no lo valora, pero es basta que no estemos para que nos quieran... Por que hacemos tan dificil el amor si en relidad debería hacernos sentir plenos y felices y capaces de superar todos los obstáculos si estamos con la persona amada!!!!!
Me encantó tu post, sigo paseando por él...
Besikis!!!!!

kukilin dijo...

Si es hermosa la historia, tierna y muy dulce.
¿Qué no se entrega por amor?
Cuando el sentimiento es verdadero, cambias todo por una migaja de amor.
Dulces besos♥

guada dijo...

me encantan tus historias, algunas tristes, otras esperanzadoras, meláncolicas, alegres, en definitiva como la vida
un besazo y sigue sorprendiendonos con ellas

José Manuel dijo...

Esta bonita historia, me ha reactivado el "Coco"...:-)
Saludos y hasta otra.

xavi dijo...

MAR:
Te prometo que la próxima vez contaré una historia más alegre.

un beso

NINFA:
Yo también me convertiría en cualquier cosa por estar cerca de la persona amada

LILIAN:
Es un placer saber que mis historias sirven a la gente para disfrutar y relajarse.
gracias por el comentario me ha hecho mucha ilusión

ANONIMO:
Si, es un poco triste a veces te das cuenta de lo que quieres demasiado tarde

xavi dijo...

GISE:
Creo el amor es difícil porque es un sentimiento y como tal, a veces es contradictorio, difícil de asumir y en ciertos casos hasta intolerante.

besos.

KIKILIN:
Con tu permiso me quedo con la frase: "cuando el sentimiento es verdadero cambias todo por una MIGAJA de amor"

besos

GUADA:
Efectivamente con mis historias intento plasmar lo que es la vida y sobre todo los sentimientos, todo un mar de contradicciones.

un beso

JOSÉ MANUEL:
Me alegro que te haya gustado pero ahora con la feria seguro que tienes el "coco" super activado.

un abrazo

EGO dijo...

Xavi, que hermosas historia! Y más porque ahora me siento anguila. Espero no morir tras mi princesa y que aprenda a apreciar lo que hay en mí sin necesidad de esa extreña metamorfosis. Si no, espero poder olvidarla antes.

xavi dijo...

EGO:

¿Qué serías capaz de hacer por una migaja de amor?

un abrazo y con tu permiso permíteme que te llame amigo

bahhia dijo...

Ohhhh, es preciosa la leyenda y que grande es el amor :-))))

bss

xavi dijo...

BAHHIA:
Que grande y que complicado o acaso ¿lo hacemos nosotros complicado?

un beso querida bahhia

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

justo lo que necesitaba en medio de tanto caos.

siempre con historias como esta rescatas mi fe en medio del naufragio

xavi dijo...

JOLIE:
En la otra leyenda era como infusión, en esta como un salvavidas. Me lo pones difícil para la siguiente leyenda.

besos

Abejitas dijo...

Por eso el agua de coco hay que beberla poquito a poco??? s pequeños sorbos?

Aleteos!

Ejco dijo...

Es una leyenda preciosa, me ha gustado muchísimo, te atreverías a grabarnosla con tu voz¿? bueno digas lo que digas, me ha encantado.


Ejcobesos de abejitas

xavi dijo...

ABEJITAS:
Creo que todo lo bueno, lo que deseamos, lo que nos gusta...es mejor tomarlo poco a poco, saborearlo y dejar que se derrita despacito en nuestro corazón.

un beso a las dos.

xavi dijo...

EJCO:
Me ha hecho mucha ilusión que hagas un comentario. Respecto a lo de grabar la historia, sabes perfectamente que a vosotras no os puedo negar nada, al contrario, un placer.

un abrazo