sábado, 5 de enero de 2008

LOS OJOS DE MARIA


Esta mañana ha llegado a la ciudad la comitiva de los Reyes Magos y mi hija pequeña, María, ha ido ha recibirlos.

A pesar de tener ocho años y que algún niño malvado y perverso, como casi todos los enanos, ha ido diciendo en su clase que los Reyes son los padres, ella sigue pensando que los Reyes Magos existen. Yo también, a pesar de mis 44. Quizás no sean tres, ni vengan de Oriente, pero quiero y deseo pensar que la magia existe.

Como os decía, María ha ido a recibirles. Ha tenido suerte y a pesar de todos los niños que había en la recepción el Rey Melchor se ha parado delante de ella, le ha dado la mano y le ha preguntado qué tal se ha portado este año. En esos momentos ha utilizado sus armas de pequeña mujer, ha ladeado la cabeza, ha dejado caer su mirada al suelo y con un tono de voz acaramelado ha respondido “me he portado muy bien”. Ella siempre dice que de mayor quiere ser actriz y a este paso lo conseguirá.

Cuando ha llegado a casa estaba emocionadísima, con los ojos brillantes…se sentía como una de sus hadas.

Ahora, mientras escribo estas líneas, está con su madre durmiendo una pequeña siesta, pero antes de acostarse ya me ha dicho que tengo que preparar tres bombones, tres copitas de vino y dejar una ventana abierta porque luego vendrán los Reyes. Dice que le ha visto cara de cansado, así que nada mejor que un buen vino y algo dulce para reanimar al viejo Rey.

Después de leer esto ¿quién se atreve a decirme que la Navidad no es hermosa?

4 comentarios:

Saritisima dijo...

Y no te olvides d un poquito de lechuga para los camellos.
Es muy hermosa la navidad junto a los niños. Enhorabuena!

xavi dijo...

Ya me dijo María que les dejáramos agua para los camellos pero le contesté que estos no suben a casa, que esperan escondidos a los Reyes ¿te parece bien la respuesta?, la verdad es que no sabía que decirle.
He visto tu blog y me ha parecido supercurioso lo que escribes sobre los viajes, aunque sinceramente yo prefiero el mar.

un saludo y espero que nos sigamos leyendo.

Saritisima dijo...

Claro xavi. Nos seguimos leyendo. Poco a poco voy leyendo tus entradas. A mi el mar me da muuuuucho respeto; me encuentro mas segura en el aire.
Por lo poco q aun he leido espero q todo siga perfecto

xavi dijo...

Mira saritísima a la mar hay que tratarla como todo lo que amas en esta vida, es decir, con respeto, pero si osas desafiarla te destruirá.
Por lo demás todo va perfecto, mi nave y mi tripulación seguimos rumbo a Itaca. Espero que tus viajes también te lleven a tu Itaca.

un saludo y suerte en tus viajes.