martes, 4 de marzo de 2008

CUMPLIENDO CON LO PROMETIDO

Hoy no he podido zarpar, hace un tiempo de mil demonios. Mientras estaba leyendo el libro que me compré de Murakami he recibido un nuevo correo de mi amigo. Parece que se tomo en serio cuando le dije que me escribiera las veces que hiciera falta. Esto es lo que me dice:

“Hoy es un día perfecto para la nostalgia. Está sonando el Cd de Sabina y Serrat, el cielo está gris y está nevando. Levanto la vista del ordenador y veo como los copos caen placidamente al suelo, derritiéndose, esparciéndose sobre el asfalto placidamente.

La mesa sobre la que escribo está apoyada sobre dos caballetes de madera oscura. Encima de los caballetes hay dos cristales y en medio de ellos hay un mapamundi. El ordenador tapa bastante de África, ¡que pobre! hasta mi ordenador aprisiona a este maravilloso continente (pero que conste que no es de forma voluntaria) y algo del sur de Europa; queda libre, por fin, el continente americano y la enigmática Asia.
Encima de la mesa hay una balda con libros y mi colección Cd´s de Jazz. Realmente no sé el motivo por el cual describo mi pequeño rincón, será para que te hagas una idea. Si te apetece te mandaré una foto, de esta manera podrás conocer mejor mi pequeño mundo.

Esta mañana he estado en el médico, hemos hablado bastante rato, la verdad es que tengo la certeza de que es una gran profesional. Al menos me ha entendido y sobre todo me ha escuchado. Me ha recetado unas pastillas, dice que me vendrán bien. Ya sé que hay otros métodos, una buena amiga ha optado por métodos más naturales. No sé, igual más adelante me planteo otras salidas, de momento me he comprado un libro sobre mandalas (me han dicho que me vendrá bien). Un conocido me ha comentado que en internet hay un panal con dos abejitas, al parecer deben saber bastante de estos temas.

Me ha preguntado cuales son mis aficiones, le he respondido que escribir, leer, pasear, ir a correr, hacer el amor, es broma, no le he dicho eso (vaya me he hecho sonreír, un punto a mi favor). Después de responderle me ha dicho “te voy a poner unos deberes. Todos los días vas a intentar escribir, pasear, en fin, distraerte. Aunque te cueste vas a tener que hacerlo”. Se lo he prometido y soy un hombre de palabra; así que aquí me tienes dándote el coñazo.

Ahora en serio, hay momentos en que cierro los ojos e intento averiguar o ver que ocurre dentro de mí, pero es como querer ver la cara oculta de la luna. Esa parte del planeta que sabes que esta ahí pero nunca ves.

Gracias por tu paciencia y un abrazo desde un rincón nevado.”
Si me lo permitís os pediría un pequeño favor. Soy consciente de que mis post no tienen por que tener un comentario, pero para mí en estos momentos es importante saber que os tengo al otro lado. Me conformo con un "hola ¿qué tal estás?".
GRACIAS

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Xavi, date un poco de tiempo... la cara oculta de la luna no se ve cuando a uno se le pone en la punta de ahi, jejeje. Y menos en la situacion que estamos ahora... Un fisioterapeuta no puede meter la mano en los musculos cuando estan inflamados, y esto es igual... no puedes urgar en ti mismo cuando estas con ansiedad, estresado, deprimido, agobiado, etc... Lo primero es relajarse y enderezar la cosa, despues intentar arreglarse y seguir el viaje. Poc a poc.

Escribir y hablar por ejemplo son buenas terapias!!!!

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

Ayer a la tristeza la rechacé y la sepulté en las piedras. Curada de mi esperanza de curarme, la llevo en mí como una inflamación del cerebro o una hinchazón de los párpados pero esa es la unica huella que queda de momento.

NinfA_OccidentAl dijo...

Pues mira que tb me gusta como escribe tu amigo!!!! pero honestamente te sigo prefiriendo a ti!! cuèntame historias del mar por favor!!!!!!!!!!!!!!!!! deseo que te recuperes pronto! besos ;)!!!

Abejitas dijo...

Aleteos llenos de sonrisas para ti.

Aquí seguimos.

bahhia dijo...

Hola Xavi, como estás??? Yo creo que continuas, y eso es lo importante. Sí, a veces cuesta hacer los deberes, pero escribiendo salen hacia fuera tantas dudas, miedos y otras cosas, que aunque a veces se pasa realmente mal, vale la pena. Ya sabes, después de la tormenta, llega la calma, y entonces a disfrutarla y a navegar.

De mandalas recomienda a tu amigo la entrevista que hay en la colmena. Igual le sirve.

bss mil para ti.

momo dijo...

Te encontré cuando iba camino de ITACA (de ida) así que no sé si me verás. Me gusta tu blog , sólo queria que lo supieras