domingo, 11 de mayo de 2008

SOY COMO SOY

El viernes tuve consulta con el psicólogo, después de hablar un buen rato le pregunté “¿qué tal me ves?”, la respuesta fue “clínicamente estás mejor pero existencialmente te noto triste”.

Ahora, cuando han pasado ya unos días desde la consulta, me veo con fuerzas para escribir y para pensar, o mejor dicho, para preguntarme el motivo de esa tristeza, o quizás es que debería plantearme saber vivir con ese estado anímico. Al igual que no existe la felicidad completa y permanente tampoco existe la tristeza completa y permanente; a lo mejor debería aprender que no es malo un poco de tristeza y melancolía.

Incluso en algún momento puede ser hasta bueno sentir que tu alma se encoge, que necesitas lo que no tienes o tienes lo que en esos momentos no necesitas, incluso puede llegar a ser necesario sentirte triste para luego apreciar mejor la alegría y las ganas de vivir.

Quizás mi tristeza sea debida a que espero demasiado de la vida, quizás debería conformarme con lo que tengo o al menos apreciarlo más de lo aprecio, quizás debería ver con más frialdad lo que me rodea para darme cuenta que soy afortunado, quizás debería ser más fuerte conmigo mismo y no dejarme derrotar tan fácilmente, quizás no debería añorar tanto lo que no tengo, quizás debería quererme un poco más, quizás no debería ser tan complejo mi mundo ni yo tener tantas complejidades, quizás no debería ser tan frágil, quizás no debería permitir encariñarme tanto con la gente, quizás no debería esperar tanto de la gente, quizás…

Aún así, a pesar de todo, soy consciente de mi fragilidad, soy consciente de que me rompo con demasiada facilidad y eso hace que mi alma se desgarre por dentro, soy consciente de que espero demasiado de la vida, soy consciente de que me gusta sentirme amado, soy consciente de que me gusta sentirme deseado, soy consciente de que sólo se vive una vez, soy consciente de la dificultad de cambiar mi vida, soy consciente de que quizás no debería esperar tanto pero también soy consciente de que no puedo evitar ser como soy.


22 comentarios:

Saritisima dijo...

xavi: la tristeza y el gozo forman parte d la vida d cualquier ser humano y sabio es aquel q sabe q ni lo uno ni lo otro duraran eternamente.
Un beso

Ara dijo...

Hola Xavi,

No te comas el coco. Todo tiene su lado positivo. Mira este artículo (es un poco largo pero dice cosas interesantes):

ELOGIO DE LA MELANCOLÍA

Numerosos expertos reivindican el papel saludable de la tristeza frente a la nueva obsesión por buscar la felicidad

NUEVA YORK.- Prohibido estar triste. La busca de la felicidad se ha convertido en una enfermiza obsesión: cualquier signo de aflicción, cualquier mínimo pesar, cualquier bajón emocional se interpreta casi como la antesala de la depresión. El Prozac empieza a parecerse al soma de Un mundo feliz, y ya lo decía Flaubert: «Para ser crónicamente feliz, uno debe ser también absolutamente estúpido».

La felicidad no sólo ha ascendido a la categoría de ciencia, también a la de industria… «Y en algún lugar hay una compañía farmacéutica trabajando en un nuevo medicamento para hacerte feliz», advierte el psicólogo Ed Diener, coautor de Rethinking happiness (Reevaluando la felicidad). «Hay incluso gente dispuesta a ponerte enemas de ozono para hacerte más feliz».

No es que Ed Diener reniegue a estas alturas de la Psicología Positiva, el campo en el que ha militado durante años junto a Martin Seligman, el celebrado autor de Auténtica Felicidad. Es que de tanto usarla, la esencia del término se ha pervertido, y han surgido por doquier mercaderes de la felicidad, foros de la felicidad, y webs como www.myhappiness.com, donde sólo tienen cabida las noticias felices y las sonrisas al estilo Mona Lisa. Con la felicidad ocurre como con la riqueza, advierte Diener en la revista Newsweek. «Una vez se alcanza un nivel moderado, todos los incrementos pueden ir incluso en detrimento del éxito laboral, de los ingresos e incluso de la participación política», asegura el psicólogo. «Si estás totalmente satisfecho con tu vida y con la marcha del mundo, no sentirás la necesidad de trabajar para cambiar las cosas».

En un estudio publicado en Perspectives on Psychological Science, Diener ha demostrado que los que puntúan ocho en la escala de felicidad tienen más éxito y ganan más dinero que los que se consideran «muy felices» (nueve) o «extremadamente dichosos» (10). Moraleja: cortar de cuajo la infelicidad, como suprimir todo el estrés, puede tener efectos contraproducentes.

«Ser humano significa reaccionar naturalmente con sentimientos de tristeza a los eventos negativos que ocurren en la vida», escribe el psiquiatra neoyorquino Robert Spitzer en el prólogo de The loss of sadness (La pérdidad de la tristeza), otro libro reciente firmado al alimón por Allan Horwitz y Jerome Wakefield. Horwitz y Wakefield acusan a la psiquiatría actual de haber trasformado «la pena normal en trastorno depresivo», y para demostrarlo facilitan el cuestionario de síntomas elaborado de la Comisión Mental de Nueva York. Si usted admite que siente poco interés por las cosas, si duerme mucho o muy poco, si tiene poca energía y apetito y tiene problemas para concentrarse será automáticamente diagnosticado como depresivo, sin importar las circunstancias.

Los dos psiquiatras critican la obsesión por monitorizar y diagnosticar como depresión lo que puede ser un trastorno anímico, causado muchas veces por la muerte de un ser querido, por una separación sentimental, por un problema de salud o por la pérdida de un puesto de trabajo. Horwitz y Wakefield defienden la necesidad de trazar una línea clara entre la tristeza natural -que puede cumplir su función terapéutica- y el trastorno depresivo.


Demasiadas medicinas

Sin negar el efecto devastador de la depresión en las sociedades modernas (la OMS estima que en el 2020 será la segunda causa mundial de bajas laborales), los autores de The loss of sadness proponen un acercamiento más ecuánime a «esa tendencia a la moderna medicalización de los problemas humanos».

«La tristeza es una parte inherente de la condición humana, no un trastorno mental», escriben Horwitz y Wakefield. «Hacer frente a la definición inválida de la depresión en la psiquiatría es también considerar una dolorosa pero importante parte de nuestra humanidad».

Desde una perspectiva menos científica pero más humanista, el profesor de Eric Wilson lanza estos días su personalísimo manifiesto sobre el tema: Against Happiness (Contra la felicidad). Arremete Wilson contra esa «alegría a toda costa», ensalzada por la declaración de independencia y llevada hasta los límites de la hipocresía por la mayoría de sus compatriotas. El 85% de los norteamericanos se consideran felices o muy felices, pero Wilson estima que muchos de ellos confunden la felicidad con la complacencia o con la sonrisa inocua».

Wilson se desmarca con un Elogio de la melancolía (el subtítulo de su opúsculo) y reclama el poder innovador y creativo de ese estado de insatisfacción vital que conocieron Beethoven, Bruce Springsteen o Woody Allen. Ya lo dijo Charles Schulz, el padre putativo de Snoopy: «La felicidad no es divertida».
CARLOS FRESNEDA.

Un beso de tu amiga egipcia.

Gise =) dijo...

Xavi uno es como es pero si a veces el ser como se es nos hace sentir mal es porque hay algo que no funciona, algo que nos molesta, nos duele, nos hace mal. Si eso que nos hace sentir tristes, deprimidos, angustiados, no lo expresamos, no lo reconocemos, no lo enfrentamos corremos el riesgo de no valorar todo lo otro que si nos podria hacer felices. Cuando uno empieza terapia remueve muchas cosas, y esas cosas generalmente no nos gustan verlas, pero son las cosas que guardamos en nuestra sombra para que no molesten, y cuando las sacamos a la luz duelen. Desconecta del ruido, conectate con vos, escucha tu interior, no te llenes de actividades para no ver, date tiempo y siente lo que realmente te pasa.
Sos como sos un ser increible, que nos deleita con su mundo imaginado, soñado, ideal, real. Un mundo ideal, lleno de amor, tu mundo tu pequeño pais del "nunca jamas". Te dejo un abrazo de oso y un beso en la frente, de esos que reconfortan, por si lo necesitas. Cuidate capitan, la marea es peligrosa pero tu barco muy grande y fuerte!!!!!

MiMundo dijo...

Como te entiendo... Gracias por escribirlo tu... ¿Será cuentión de hipersensibilidad? ¿Será el resultado de tener un sexto sentido en exceso desarrollado que descompensa a los cinco restantes? ¿Será como en algun momento me dijeron cuestión de vivir más y sentir menos? ¿cómo se hace eso?...
Si la felicidad son solo raticos, deberemos pensar que la nostalgia, la soledad, la inconformidad o la tristeza también lo son...¿la cantidad?... eso es lo que muchas veces me mosquea...pero que de esta salimos...¡¡¡ salimos !!!

mar dijo...

Por un momento te leia y me veia a mi...sabes a veces es bueno sentir todo eso, es una manera de apreciar las pequeñas cosas que tenemos y las que en definitiva nos hacen feliz.
Espero que tu melancolia en poquito se convierta en alegria.
Un besito y una estrella.
Mar

Gracia dijo...

Me ha gustado tu texto. Pareces una persona sensible y desde luego muy valiente por ser capaz de expresar tan abierta y claramente tus sentimientos. Admiro esa facilidad pues a mí realmente me cuesta. No te recrimines ser complejo, o sentirte triste y melancólico. La complejidad es interesante y a veces la melancolía y la tristeza nos ayuda a conocernos mejor, a profundizar más en lo que somos. La vida hay que vivirla intensamente y para ello es necesario no solo estar feliz sino también lo contrario. Lo fundamental es ser capaz de sentir.
Mil besos y ánimo
(Ara, me ha parecido muy interesante el artículo)

guada dijo...

Completamente de acuerdo con mimundo, me he sentido como si me describieras, y si, a veces es jodido, pero por otro, que se le va a hacer, somos asi y no se puede cambiar, sino intentar mejorar
un beso

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
xavi dijo...

SARITISIMA:
Cierto, ni la alegría ni la tristeza duran eternamente, y en eso estoy...aprendiendo a vivir con esa idea.

un beso y gracias por estar siempre ahi.

ARA:
¡Qué grata sorpresa verte por aquí!
lo malo es que me has pillado en un mal momento, aunque ya estoy más animado.
Me ha parecido muy interesante el artículo. Me reafirma en la idea de que, en cierta manera, no es mala la tristeza en si misma; pero reconóceme que nos venden un mundo donde parece que estés obligado a ser féliz y a veces te crean espejismos que lo único que consiguen es dañarte.

un beso y espero que te sigas pasando por mi pequeño país de nunca jamás.

GISE:
Tienes razón, quizás cuando uno está triste es porque las cosas no funcionan, o no funcionan como uno quisiera.
También puede ocurrir como dice Ara que no hay que darle tantas vueltas a las cosas, simplemente la tristeza es un estado de ánimo como otro más.
Me gusta el último párrafo, es grato saber que lo que uno escribe hace que la gente disfrute. Bienvenida a mi pequeño país de nunca jamás.

un abrazo

MIMUNDO:
Efectivamente coincido con que tenemos que vivir con la nostalgia, la felicidad, la melancolía, la tristeza, en definitiva como cualquier otro estado de ánimo pero...joder ¿por qué unos estados de ánimo duran más que otros?

un abrazo y gracias por pasarte por mi blog

MAR:
La verdad es que ya me encuentro mucho mejor; después de un bajón aprecias mucho más lo bueno de la vida.

Gracias por regalarme una estrella

GRACIA:
No me considero valiente por expresar mis miedos o sentimientos, es que no puedo evitarlo.
Déjame que me quede con tu frase:"LO FUNDAMENTAL ES SER CAPAZ DE SENTIR".

Gracias por pasarte por aquí y si ves a la ninfa dale recuerdos.

GUADA:
Parece que hay mucha gente que se ve reflejada. No creo que haya que intentar mejorar sino simplemente saber vivir con ello o aprender a convivir con sentimientos que a veces nos disgustan.

un abrazo

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

a veces hay rachas asi y no es que te quedes donde estas y conforme.. o resignado.. preguntarte tantas cosas quiere decir que te debes esa oportunidad de quere hacer algo... asi que Xavi ya se que no estoy en tus zapatos pero mucho animo...


seguro que un buen dia y lo se bien
podre acudir a leerte porque cuando yo ande bajoneada tu estaras en la cima

sonrie! mira... alla en el horizonte el solecito brilla solo que tu no lo tomas a veces mucho en cuenta


besos!

LUCIA-M dijo...

Muchas cosas se pueden decir de este post, que casualmente es el primero que te leo, una buena forma de conocerte.

Creo que lo primero que debes de hacer es quererte y confiar en ti mismo, pues en eso se basa todas las actitudes de la vida, si tú no te quieres ni te respetas nadie lo hará por ti, y ser cruel o frío contigo mismo no te llevará nada más que a malos sitios. Ser egoísta sin ser tirano ni malo. Ser frío sin ser insensible. Ser sentido, claro, pero sin romperse.

Quererse a uno mismo es como ir por la vida con escudo, que no con coraza. Porque la vetaja de éste sobre la otra es que el escudo puede retirarse al antojo, la coraza no deja entrar, pero tampoco salir.

Además uno no debe de conformarse, pero tampoco pedir lo imposible. Conseguir lo se quiera con la tranquilidad de aquel que terminará haciéndolo porque, algo te digo, si te llega la muerte sin que tengas tus metas no creas que fracasaste, mejor piensa que simplemente se te acabó el tiempo, pero si te hubieran dejado un par de días más...

Y claro que la felicida va de la mano de la tristeza, aunque una no debe gobernar sobre la otra, sino acompañarse cómodamente, para completarte, para dejarte ver el mundo en color y en blanco y negro.

Yo no creo que la felicidad sea ese estado de exaltación del que todos hablan, sino más bien de paz, tranquilidad. De llegar a viejo con los huesos cansados pero satisfechos mirándo un atardecer mientras acaricias la cabeza de uno de tus nietos.

Un beso. Me ha gustado conocerte. Espero encontrar el camino de vuelta, ya sabes, como Peter Pan.

AsiSoyYo dijo...

hola Xavi:

Muchas de las palabras que están escritas dan demasiadas vueltas también por mi cabeza... esta bien que lo saques. Totalmente de acuerdo en que sentir esto te ayuda a valorar las pequeñas cosas, pero empieza por valorarte a ti mismo y respetarte. No esperes tanto, solo aprovecha cada minuto de la vida como si fuera el último... la vida es una carrera de obstáculos y hay que saber salvarlos.

Un saludo, gracias por tu comentario en mi blog, volveré por aquí...ánimo, a veces es imposible no sentir que todo se derrumba simplemente hay que saber salir a flote, seguro que lo consigues.

kukilin dijo...

Tal vez la tristeza radique en permanecer tan consciente de todo. ¿No lo crees?
Abrazos♥

MiMundo dijo...

Mi respuesta a la pregunta que haces a lo que te comenté es (así me lo digo a mi misma...) que tenemos una esencia de incalculable valor, oro puro, pero mezclado con impurezas y las rachas de soledad, insatisfacción, melancolía y sufrimiento, no actuan nada más que como un crisol. Sabes que es un crisol? es un aparato que funde el oro u otros metales nobles y tiene la capacidad de separar las impurezas que no sirven para nada... limpia y aumenta el valor... pero se consigue a fuego.
Xavi, se alternan ratitos de felicidad con ratos o ratazos de lo otro...y entre unos y otros... durante tiempos lo pasamos mal y durante tiempos hibernamos ( de eso escribí yo un día en mi blog, porque me hayo en plena fase de hibernación)... pero eso nos hará más grandes, no tengo la menos duda... Pasado el crisol seremos mas aun...ORO PURO.

xavi dijo...

JOLIE:
Lo primero darte las gracias por estar siempre ahí. Ya estoy mejor, seguramente fue un bajón sin importancia. Ayer lei tu último post y me pareció precioso, espero que cuando estés tu de bajón mis comentarios te puedan alegrar el día.

un besazo

LUCIA-M:
Gracias por pasarte por mi blog, te aseguro que tengo post más "alegres" pero la casualidad ha hecho que me leyeras en estos momentos.

Me ha gustado mucho tu comentario, la verdad es que lo he leído dos veces porque creo que dices cosas muy interesantes y bonitas.
Me gusta especialmente la comparación que haces entre el escudo y la coraza.

un beso y gracias de nuevo por pasarte por mi pequeño mundo de nunca jamás.

Gise =) dijo...

El psicologo me recomendó el libro "El poder del ahora" lo empecé a leer creo que puede ayudarte también a ti a entender algunos estados de ánimo que vamos teniendo. Besikis y que tengas buena semana!!!

xavi dijo...

ASISOYYO:
Cuanta razón tienes en decir que la vida es una carrera de obstáculos y te aseguro que a fuerza de esquivarlos estoy cogiendo un buen juego de cintura. De todas maneras soy consciente que tengo que aprender a ser más fuerte o saber pelear con más fuerza.

besos

KUKILIN:
Efectivamente, sabia mujer, si no fuéramos conscientes de nada no sabríamos apreciar la tristeza pero tampoco la alegria.

un beso

MIMUNDO:
Lo malo es que limpia todo pero a fuego puro. Mi experiencia en la mar me dice que un temporal es como un crisol, después de una gran marejada viene una calma que hace que disfrutes mucho más de la navegación.

besos

GISE:
Tomo nota del libro. Muchas gracias.

un beso

Lilian dijo...

Buena suerte Xavi... El camino no es facil todo el tiempo; te deseo lo mejor.

xavi dijo...

LILIAN:
Gracias por tu apoyo. Si en la vida fuera todo fácil ¿qué aburrida sería verdad?

un beso

José Manuel dijo...

Xavi, lamento no haber leído este post antes, y haberte dado ánimos, pero me alegra igualmente, ver que has seguido escribiendo, y eso es bueno, para ti y para nosotros...
Tus palabras, las he hecho mías, y entre otras cosas, si ando perdido es porque a mi ni siquiera me quiere atender el psicólogo... pero todo pasará.
Gracias por todo.

xavi dijo...

JOSE MANUEL:
Con que entres en mi blog alguna vez ya me has alegrado el día.

No te conozco pero que sepas que te quiero un montón. Gente como tu hacéis que los demás vivamos un poco más alegremente la vida.

GRACIAS

lágrimas de mar dijo...

Ya el título de tu post dice mucho..Soy como soy, eso es lo importante, saber como uno es y lo que realmente se quiere ser

La melancolía es un estado de ánimo que nos hace sentir tristes pero como todo, nada dura eternamente, espero que pronto estés bien

Besos

Lágrimas de mar